.Poeta e Pensador

ruiemanuelpais
Terça-feira, 9 de Fevereiro de 2010

“No hay un Camino a la Paz - la Paz es el Camino:”

 

2. “No hay un Camino a la Paz - la Paz es el Camino:”
La Conciencia Cósmica y el Camino del No-Ego
Debido a que estamos en este punto especial, se hace más fácil entender la noosfera. El punto de la Historia Humana es edificar sobre la auto-percepción planetaria unificada. Todos las disputas por cosas triviales, la guerra, y la lucha, no tienen validez, puesto que nosotros somos un ser planetario unitario. Todo debe ser construido desde esta base. Todas las percepciones que has acumulado deben ser eliminadas, a la luz de la verdad de que sólo existe una tradición, una religión, una Tierra, y un ser. La Historia Cósmica absorbe todas las tradiciones, enseñanzas espirituales, y culturas, y las coloca en un contexto elevado, sin negar nada que sea positivo o creativo.
Crónicas de la Historia Cósmica, Vol. I, p. 39
Así como hablamos de la Conciencia Cósmica y de la conciencia cósmica, así también podemos hablar de historia cósmica, ciencia cósmica, orden cósmico, yoga cósmico, o incluso de tantra cósmico. Ha llegado el tiempo de abrazar abiertamente y aspirar completamente a la naturaleza cósmica de nuestra realidad. Es ahora esencial que todo sea entendido, practicado y experimentado desde la perspectiva cósmica, que es la naturaleza Absoluta de la realidad. Sólo de esta manera podemos elevamos y ser capaces de disolver las barreras del yo, la familia, la tribu, la nación, la ideología, la cultura, la raza, el lenguaje, la ciencia, y la religión; todos los factores que nos mantienen esclavizados al ego y en guerra con nosotros mismos y con los demás. El planeta Tierra no puede sostener más la batalla del ego.
En nuestra etapa de emergencia desde el aturdimiento del mundo 12:60, todavía estamos bloqueados por muchos motivos, actitudes y sentimientos sin examinar. Por esta razón, ocurren muchas malas percepciones incluso dentro de un movimiento dedicado al mismo ideal o causa. Estamos llenos de gran idealismo por el calendario de la Trece Lunas, los códigos del orden sincrónico, y la Ley del Tiempo, pero todavía estamos luchando, ya sea en el mundo 12:60, o tratando de alejarnos de éste. Esto crea puntos inevitables de conflicto perceptual dentro de nosotros mismos, y con frecuencia con los demás. La lucha misma es el problema.
“No hay un camino a la paz; la paz es el camino…” Hemos estado enfatizando esta expresión particular de Gandhi durante nuestras enseñanzas este año pasado. Es la esencia de arribar a la condición de paz universal de una manera completamente no-agresiva. Lo que queremos decir al usar esta expresión es que debemos ser paz todo el tiempo.
Vivir la paz es una elección. El convertirse en paz no tiene nada que ver con estar en contra de la guerra, o estar en contra de lo que sea, para el caso es lo mismo. El convertirse en paz tiene que ver con comprender la verdadera naturaleza de nuestra mente. La esencia fundamental y verdadera de la paz yace en nuestra mente. La naturaleza fundamental de la mente es no-ego. La verdadera paz es no-ego. De hecho la esencia fundamental de la realidad universal cósmica es no-ego. Un árbol no tiene ego, ni tampoco la estrella, ni el espacio entre los dos. Por consiguiente, la naturaleza intrínseca del cosmos es la paz. Esto también significa que la conciencia cósmica es una condición de paz  no-egoica y altamente dinámica. ¿Por qué entonces no sabemos esto, por qué no estamos en paz? La respuesta es sencilla: a causa del ego.
El ego es lo que nos mantiene distraídos de comprender la naturaleza verdadera de la mente. Por su naturaleza, el ego tiene un interés en mantenerte distraído de la verdadera naturaleza de la mente, porque si tú comprendieras completamente la naturaleza verdadera de la mente - no-ego - el ego no tendría ninguna razón de ser. Esta es la razón de por qué el ego se resiste al desenmascaramiento. Lucha en contra de ser desenmascarado. Esta es la raíz de la batalla del ego. Por lo tanto, tenemos que hacer un esfuerzo para echar fuera al usurpador de la mente. Este esfuerzo es conocido como el entrenamiento de la mente plena, un tipo de meditación orientado específicamente a introducirte en la naturaleza verdadera de tu mente, y de echar fuera, o, más exactamente, disolver la ilusión del ego. Porque si la verdadera naturaleza de la mente es el no-ego, todo aquello que no sea esto es ilusorio. Otra vez, debido precisamente a que es ilusorio y engañoso, el ego desarrolla innumerables tácticas para evitar ser expuesto, es decir, ¡disuelto!
Si tú les preguntaras a prácticamente todos los del movimiento de paz y cambio al calendario de las Trece Lunas, si creen en el amor, la tolerancia, la compasión, y el perdón, seguramente lo más probable es que respondieran, “¡Pero por supuesto! ¿Pero qué tal acerca del amor, la tolerancia, la compasión, y el perdón universal, incondicional? Eso es muy difícil, es demasiado. Como resultado, hay en todas partes en el Movimiento conflictos de personalidad, sirviendo de inspiración a la batalla del ego. El Movimiento ha existido ya por tanto tiempo que, en el interior de los nodos RAP más establecidos, surgen los egos, alegando que ellos saben lo que está bien y mal, qué es lo mejor y qué es lo peor para el Movimiento. Y cuando los otros disienten o tienen un punto de vista diferente, empieza la batalla.
Mucha gente en este movimiento reverencia y admira al Dalai Lama. He aquí un hombre que defiende la compasión suprema e incondicional, basada en el tipo de amor que puedes tener incluso para aquellos a quienes te hacen daño. Por esta razón, el Dalai Lama nunca habla severamente acerca de los chinos, que son responsables del genocidio de al menos 1.2 millones de tibetanos. Sin embargo, la gente 13:20 que escucha estas palabras y mira este ejemplo del Dalai Lama, no puede hacer las paces con los miembros en su propio movimiento, a quienes, por cualquier razón, no pueden soportar. ¿Por qué? Porque no tienen ningún control sobre su ego, ese es el porqué. Y porque no tienen control sobre su ego, no conocen realmente la paz.
Debido a que no sabemos cómo convertirnos en paz, todavía no estamos maduros como un movimiento de paz. Sólo podemos tener éxito como movimiento de paz, si todos hacemos el esfuerzo genuino para someter al ego bajo control; y aun más, someter al ego no mediante un enfrentamiento directo con él - porque eso, también, es una forma de ego - sino al perseverar en comprender la naturaleza verdadera de la mente: el no-ego. Así es como la paz es el camino a la paz.
Cuando conocemos la paz verdadera, conocemos la tolerancia, la compasión, el perdón, y el amor de una manera incondicional, libre de todo tipo de fijaciones. Podemos incluso amar y perdonar incondicionalmente a aquellos seres humanos que todavía operan ciegamente en el mundo 12:60. Pero sólo podremos hacer esto verdaderamente cuando hayamos llegado a conocer nuestra propia mente, cuando hayamos sido capaces de experimentarla directamente, examinándola sin temor. Cuando llegamos a conocer genuinamente nuestra propia mente, logramos reconocer a nuestro verdadero yo, y separarlo de nuestro falso yo, nuestro ego. Vemos que, en su mayor parte, nuestra mente es un revoltijo de conceptos, pensamientos obsesivos habituales, fijaciones y proyecciones. Podemos ver entonces que prácticamente todos los problemas que experimentamos con el mundo o con otra gente, son debidos a nuestras propias fijaciones y proyecciones. Cuando hacemos fijaciones, no estamos ya en paz, no estamos ya en la realidad. Nosotros nos podemos fijar con todo, y cuando lo hacemos, entonces nos proyectamos inconscientemente sobre el objeto de nuestra fijación. ¿Cómo sucede esto?
Por ejemplo, podemos fijar nuestra forma de hacer las cosas, pensando que es la mejor o la única forma para nuestro fin particular. Alguien más podría presentarse con otro enfoque, pero quizás a un nivel completamente diferente en comparación con el que estamos tratando. Sin embargo, inconscientemente, nos podemos sentir amenazados, y nuestro ego justificará inconscientemente nuestra fijación, al proyectar una sombra negativa sobre la persona que está presentando el otro enfoque. Puede ser que la persona con el otro enfoque sienta la necesidad de controlar su entorno. Él sentirá inconscientemente la proyección desde la persona amenazada inconscientemente, y responderá con una necesidad de control más intensificada. De tal forma comienza la batalla del ego. Una vez iniciada, y debido a que al comienzo está sucediendo en un nivel totalmente inconsciente, la batalla crecerá en forma de choques de personalidad que salen con fuerza al nivel consciente. Odios irracionales o rencores caracterizarán la relación de las dos partes, cada una sintiéndose completamente justificada en su posición.
Por supuesto, esta batalla ocurre usualmente sobre las cuestiones de “poder.” Por esta razón, la batalla del ego toma lugar generalmente en la estructura de poder inconscientemente constituida de un grupo, organización, o nodo RAP. Así que no es improbable que estas clases de batallas del ego tomen lugar en la “punta de la pirámide” de la estructura organizacional. Cuando las partes involucradas se tornan intransigentes en sus posiciones, o cuando incluso sólo una de las partes se atrinchera totalmente, puede significar grandes dificultades y problemas para toda la organización. En consecuencia, hay un fracaso para cooperar, y una paralización en la comunicación. El movimiento de paz se convierte en una farsa de sí mismo. Esto es cuando realmente necesitamos paz, cooperación, y comunicación.
Todo lo que estamos describiendo es una tendencia natural de la estructura idealista del ego de la vieja era de Piscis del 12:60, de la cual proviene cada uno de nosotros. Pero debemos desprendernos de esta estructura idealista del ego y, mediante la familiarización con la práctica del entrenamiento de la Mente Natural, la mente plena, empezar a sumir la estructura 13:20 de no-ego, orientada puramente al servicio cooperativo, de ¡la era de Acuario! Entonces tendremos éxito como un movimiento de paz. Convirtámonos todos en tan buenos como el Dalai Lama. Él no enseña lo que enseña sólo para oírse hablar a sí mismo. Él está diciendo eso porque cree que puedes escuchar sus palabras y poner en práctica lo que él está diciendo. Él no es un dios. Él es simplemente otro ser cósmico aguantando otra encarnación humana, ¡igual que tú o yo!
Sabes, todos nosotros somos seres cósmicos. Nuestra esencia no-egoica es la esencia de la realidad cósmica. Todo el cosmos está imbuido del no-ego. La mente 13:20 genuina es la mente del no-ego. No hay ego en la Ley del Tiempo. La Ley del Tiempo es ley cósmica. No es sólo para nuestro pequeño planeta en este pequeño tiempo. Es verdadera en todas partes, porque es la constante invariable de la sincronización universal. Cuando vivimos verdaderamente por la Ley del Tiempo, no tenemos otra opción más que la de llegar a conocer la naturaleza de nuestra mente, la mente de no-ego. Este no-ego es la naturaleza cósmica. En la naturaleza cósmica todo tiene el mismo valor, cada momento es sagrado. Debido a que el no-ego es cósmico, podemos ver, entonces, cómo el camino del no-ego es el camino de la conciencia cósmica. Cuando seguimos este camino, llegamos entonces a la Realidad, que es paz, el orden sagrado del universo.
Cuando estamos en la realidad, estamos en paz, somos reales, estamos en relación con el Absoluto. La identidad con el Absoluto es lo que ocurre cuando somos capaces de descansar de una manera simple en la esencia no-egoica de nuestro ser. Sólo podemos tener esta relación cuando nuestra identidad está dentro de nosotros mismos, lo mismo que nuestra autonomía. Muchos de nosotros pensamos que somos autónomos, pero nuestra identidad se debe todavía a la fijación en algún estándar o ideal externo. Esta fijación, lógicamente, es más ego.
Si piensas que lo que estoy diciendo es muy duro o está más allá de ti, estás simplemente resistiéndote a la verdad. Cualquiera puede sentarse por media hora y observar su mente. Cualquiera puede empezar a reconocer la brecha, el espacio entre los pensamientos. Cualquiera puede reconocer que la brecha tiene de hecho un genuino vislumbre del no-ego. Pero la brecha debe ampliarse, volverse completamente familiar, no sólo en la meditación, sino en la vida diaria. Este es el significado de la Mente Natural.
Todos nosotros estamos aquí con nuestro bagaje de karma. El calendario de Trece Lunas y la Ley del Tiempo han coincidido con nuestro destino, de modo que ahora nuestro bagaje kármico puede andar por un sendero con significado, mientras experimentamos el orden sincrónico a medida que entra en nuestra vida y mente. Pero para realmente unir nuestro karma - nuestra vida/cuerpo - con nuestro destino - nuestro propósito 13:20 - necesitamos caminar por un sendero de disciplina espiritual, la disciplina que te lleva a la realidad, que te permite reconocer al yo verdadero en su realidad. Entonces encuentras tu identidad dentro de ti mismo. Entonces puedes ser honesto, abierto y directo contigo mismo. Entonces puedes empezar a practicar el auto-control y contener tu propia energía. Entonces puedes cesar de proyectar tu sombra sobre los demás. Entonces puedes cultivar el contentamiento interior. Entonces puedes llegar a estar en paz con aquellos a quienes les has guardado resentimiento. Entonces puedes practicar el tiempo es arte, al cultivar tu carácter con compromiso y gracia. Entonces puedes dejar la necesidad de manipular y controlar las circunstancias a tu favor. Entonces puedes practicar los códigos sincrónicos con una mente meditativa verdadera que sabe cómo esperar genuinamente y ser paciente, procurando sólo aquello que te llega. Entonces puedes desarrollar una relación con el Absoluto que funciona, porque está morando en tu interior, lo mismo que tu yo verdadero, tu esencia cósmica.
Debido a que hemos entrado apenas al primer año del Manitou Planetario CA, debemos familiarizarnos inmediatamente con la Conciencia Cósmica. Por esta razón, presentamos esta enseñanza en este contexto. El asunto del ego y el conocimiento práctico del no-ego afecta a cualquiera en este Movimiento. La percepción de la Conciencia Cósmica que ha sido presentada en este Reporte es la base de las investigaciones realizadas en el Centro de Investigación y Desarrollo de la Fundación. La Conciencia Cósmica es un prerrequisito necesario para entender la naturaleza de la vida y conciencia noosférica, para la cual nos prepara el estudio y la práctica de la Ley del Tiempo. Es el deber de la Fundación el hacer todo lo que esté a su alcance para que el conocimiento de la Ley del Tiempo esté disponible para que nos ayude a navegar por entre los cambios fenomenales que están ocurriendo ahora, y que tan sólo se intensificarán a medida que nos acerquemos al 2012.
publicado por Emanuel às 00:05
link do post | comentar | favorito

.mais sobre mim

.pesquisar

 

.Setembro 2011

Dom
Seg
Ter
Qua
Qui
Sex
Sab
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
24
25
26
27
28
29
30

.posts recentes

. ALGUNS PENSAMENTOS DE GRA...

. SABEDORIA DO SOL NASCENTE...

. A CIÊNCIA DE ELIPHAS LEVI...

. A LUZ DO MILAGRE DA VIDA ...

. O que vale na Vida não é ...

. PENSAMENTOS "LIVRO DOS SÁ...

. MANIFESTAÇÃO DO DESPERTAR...

. O PENSAMENTO DE MO TI CO...

. A VIDA É UMA PORTA ABERTA...

. A ESCOLA DA VIDA DO BERÇO...

.arquivos

. Setembro 2011

. Julho 2011

. Maio 2011

. Abril 2011

. Março 2011

. Fevereiro 2011

. Janeiro 2011

. Dezembro 2010

. Novembro 2010

. Outubro 2010

. Setembro 2010

. Agosto 2010

. Julho 2010

. Junho 2010

. Maio 2010

. Abril 2010

. Março 2010

. Fevereiro 2010

. Janeiro 2010

. Dezembro 2009

. Novembro 2009

.favorito

. SER POETA É LUTAR PELA PA...

blogs SAPO

.subscrever feeds